Bienestar Conciliación Educación Maternidad

Algunos hábitos para ser una familia feliz y efectiva

Escrito por Samar Cajal

Ser una familia feliz no es sólo posible en las películas, puede ser una realidad si ponemos de nuestra parte.

Como cualquier otro tipo de convivencia, siempre va a haber conflictos a los que enfrentarnos. Esto unido al estrés y la falta de tiempo nos puede pasar factura si no sabemos gestionarlo bien.

Hace poco encontré un artículo en el blog “Hacer Familia”. Es una síntesis de algunas claves que aporta Stephen Covey en su libro “Los 7 hábitos de las familias altamente efectivas”. Pretende enseñar a las personas a tener mayor éxito en sus relaciones familiares.

 

Algunos hábitos para ser una familia feliz

  • Proactividad. Somos dueñas de nuestras emociones y podemos enfrentarnos a las circunstancias que se vayan planteando sin dejarnos arrastrar por ellas. “Nuestra vida familiar sería mucho mejor si actuáramos conforme a nuestros valores más profundos, en lugar de dejarnos arrastrar por las circunstancias del momento“. Nos ayudará por lo tanto a lograr las relaciones personales que queramos tener sin dejarnos arrastrar por aquello que en el fondo no queremos.
  • Diseñar lo que Covey define como “misión familiar“. ¿Que es para nosotras una familia feliz?. Es importante definir unos objetivos en común e ir a por ello, siendo conscientes cuando nos estamos desviando de la meta.
  • Priorizar lo que es verdaderamente importante. Una de las claves es aprender a distinguir lo urgente de lo importante y poner primero lo primero sin dejarnos llevar por la rutina. Para muchas personas la familia es lo primero, pero a la hora de la verdad no se le dedica mucho tiempo.
  • Cultivar la actitud “ganar-ganar” donde “padres, hermanos, abuelos, etc interactúan entre ellos movidos por el afecto que se tienen y no por los intereses particulares.”
  • Aprender a comprender y a entender a los demás. “Ser comprendido es la primera muestra de amor que recibe una persona. Significa sentirse querido pase lo que pase. Es entonces cuando puede surgir una verdadera comunicación, y una relación mucho más profunda”.
  • Hay un dicho que dice: Ve solo y llegarás más rápido. Ve acompañado y llegarás más lejos. “La unión de los miembros de la familia potencia el beneficio que recibe cada uno de ellos por separado.” Acepta las diferencias de tus seres queridos, te hará crecer.
  • Dedícate un tiempo a ti y a trabajar las cuatro dimensiones de tu vida: “física, social, mental y espiritual.” Dedica un tiempo a reflexionar sobre tu vida familiar para “renovar y alimentar las raíces que la sostienen”

 

Aprende por lo tanto a definir que es lo que quieres y ve a por ello. Tener buenas relaciones familiares está en tu mano.

 

 

Recuerda que la lectura de este artículo o los que se redactan en esta web, no sustituyen la ayuda de un profesional de la salud o un terapeuta. Estos posts se han escrito de modo general y no pretenden, en ningún caso, sustituir el acompañamiento profesional. Las soluciones que le funcionan a unos no le funcionan a otros, y sólo con la ayuda y acompañamiento de un profesional, encontrarás las soluciones que mejor se ajusten a ti y a tu situación específica.

 

 

 

Fuente: Los 7 hábitos de las familias altamente efectivas

Deja un Comentario