Bienestar Metodología

Cómo Elegir Psicólogo: 6 pasos para hacerlo con Éxito

Con la cantidad de información que tenemos a nuestro alcance, es fundamental aprender a tomar buenas decisiones. Por ello, abrimos esta nueva serie en el blog, en la que intentamos mostrarte paso a paso en qué cosas te debes fijar a la hora de elegir un psicólogo, un coach o qué tipo de terapias o acompañamientos son los que mejor se ajustan a tus necesidades. En el post de hoy:

¿Cómo elegir un psicólogo?

Todas las personas, en alguna etapa de nuestras vidas, nos hemos podido sentir superados por las circunstancias y el entorno que nos rodea. En esos momentos es natural tener la necesidad de pedir ayuda. Problemas con tu pareja o relaciones personales, una situación familiar, la pérdida de un empleo, la muerte de un ser querido, tristeza, estrés, agotamiento, abuso de sustancias…

Estas situaciones de la vida cotidiana nos pueden hacer que nos veamos más débiles y apagados. En ocasiones necesitamos ayuda externa de un profesional capacitado y autorizado para afrontar y superar estas situaciones.

La psicología ayuda a millones de personas de todas las edades a vivir vidas más saludables y más productivas.

¿Cómo busco un psicólogo?

  • Contacta con el Colegio Oficial de Psicólogos de tu Comunidad Autónoma
  • Pregúntale a tu médico o a otros profesionales de la salud
  • Consulta al Departamento de Psicología de alguna Universidad cercana
  • Pregunta a familiares y amigos.

Consultar páginas web de profesionales te dará una idea de lo que ofrecen y te servirá para conocerlos y elegir.

Qué debes tener en cuenta al hacer la elección…

Para empezar, has de saber que no hay un criterio que sirva a todos las personas y problemas y que te sirva para llegar a dar con la persona idónea. Hay varios criterios que han de ser tenidos en cuenta a la hora de elegir la persona que mejor se ajusta a tu demanda y a tus particularidades.

Aunque puede resultar muy obvio, te puedo asegurar que en la práctica no lo es tanto. El intrusismo profesional acaba perjudicando a quien busca ayuda y no conoce los criterios para elegir.

La legalidad actual exige que para poder ejercer ha de estar colegiado. La colegiación garantiza que el profesional tiene la titulación necesaria, y que se acoge al Código deontológico del psicólogo (normas de ética profesional que protegen al paciente o consultante). La consulta en el Colegio Oficial de Psicólogos de tu Comunidad Autónoma es imprescindible.

  • Conoce su especialización

Hay muchas posibilidades en el ejercicio profesional de la Psicología: clínica/sanitaria, organizaciones y recursos humanos, docencia e investigación, psicología social, psicología jurídica o forense… Conocer ese detalle es imprescindible.

Dentro del campo de la salud, también se puede encontrar que hay profesionales que además están formados y tengan experiencia en ansiedad y depresión, terapia de pareja, psicología infantil, drogodependencias, etc.

  • Infórmate sobre el tipo de terapia y metodología.

También dentro de la psicología de la salud existen distintas orientaciones: psicoanálisis, terapia cognitivo-conductual, sistémica, gestalt, análisis transaccional, constructivismo, terapia breve, terapia cognitiva…

Saber cuáles son las corrientes terapéuticas de tu psicólogo te ayudará a conocer una serie de detalle sobre la metodología que también pueden modular tu decisión. Puede variar donde se pone el foco en la información a trabajar, el número de sesiones (terapia breve o profunda), el trabajo entre sesiones, la implicación o no de personas de tu entorno, el método, las técnicas del profesional…

  • Conoce la experiencia tiene en casos como el tuyo.

No tenemos por qué tener reparo en preguntar si ha trabajado con personas con tu problema o tu perfil y en cuántos casos.

Tener o no experiencia no garantiza el éxito. Conocer esa información te ayudará en la decisión. La falta de experiencia puede conllevar mayor conocimiento teórico, o menos costumbres que aporta la experiencia.

Decidir cuánta experiencia quieres que tenga y la importancia que le des es un criterio a tener en cuenta. En algunos casos, la experiencia será más determinante que en otros.

  • Sintonía con el profesional

El resto de criterios son objetivos, hay datos que lo refrendan. Este último es el más personal y subjetivo. A pesar de eso es un criterio muy importante. Tener una relación adecuada, de persona a persona, sentirte escuchado, valorado y aceptado incondicionalmente, es fundamental.

La mayor parte de los profesionales ofrecen una primera sesión orientativa o informativa por teléfono o presencial. En esa sesión te puedes generar una idea sobre la confianza y la comodidad futura.

  • Honorarios

Por último, aunque no menos importante, conocer las tarifas. La tarifa base, si hay opción de honorarios de costos variables, si está concertado con alguna Sociedad Médica, seguro escolar, forma de pago…

Elegir a la persona que nos va a acompañar en el proceso de crecimiento que nos estamos planteando es importante. Va a ser una figura importante en el proceso. La confianza es imprescindible.

 

Juan Carlos

Recuerda que la lectura de este artículo o los que se redactan en esta web, no sustituyen la ayuda de un profesional de la salud o un terapeuta. Estos posts se han escrito de modo general y no pretenden, en ningún caso, sustituir el acompañamiento profesional. Las soluciones que le funcionan a unos no le funcionan a otros, y sólo con la ayuda y acompañamiento de un profesional, encontrarás las soluciones que mejor se ajusten a ti y a tu situación específica.

Deja un Comentario