Bienestar Conciliación Estrés

Cómo Ser Feliz: Prioridades

Escrito por Samar Cajal

La semana pasada hablamos de los obstáculos que aparecen entre nosotros y nuestros objetivos. Esta semana en Cómo Ser Feliz: Prioridades.

Siempre oímos hablar de lo importante que es priorizar y de la necesidad de hacerlo para estar en control de nuestro tiempo. No obstante, el concepto de priorizar va mucho más allá. ¿Qué es realmente priorizar? ¿Qué cosas se pueden priorizar? ¿Cómo lo hago? ¿Cómo sé si lo estoy haciendo bien? ¿estoy siendo egoísta? ¿pensarán que sólo pienso en mi? Son dudas que nos asaltan a todos cuando pensamos en poner prioridades en nuestra vida.

Priorizar no es más que poner foco en aquellas cosas que son importantes para nosotros y darles un orden específico. En el día a día tan ajetreado que llevamos es muy fácil vernos inmersos en tareas rutinarias, quehaceres y un ir de aquí para allá sin un orden específico. Al final del día, si nos paramos a pensar, normalmente tenemos una sensación de agotamiento extremo y de no haber hecho nada realmente importante. Por eso, es esencial priorizar aquellas cosas que son importantes. Llegar al final del día y sentir que, de algún modo, has contribuido a tu vida, tus objetivos y tu felicidad. Que has contribuido a la felicidad de alguien.

¿Cómo Priorizo?

  1. Identifica qué es importante para ti. Qué significa para ti tener una vida plena? Qué es lo que más valoras? Haz una lista de 5 o 6 cosas.
  2. Establece objetivos en tu vida que te aporten eso que tanto valoras.
  3. En tu día a día decide en base a estas prioridades y pregúntate:
    1. ¿Esto me ayuda a sentirme como me quiero sentir?
    2. ¿Me aporta algo esto?
    3. ¿Qué puedo hacer para ocuparme de aquello que sí que me aporta valor?

Esta claro que siempre vamos a tener cosas urgentes por hacer. Cosas que no pueden esperar. Pero, objetivamente, ¿de verdad no pueden esperar? ¿es necesario hacerlas ya? Si la respuesta es que sí, entonces hará falta hacerlo pero será una decisión que has tomado de forma deliberada, sin dejarte llevar por la inercia del día a día.

Cuando dedicamos tiempo a aquello que es importante para nosotros, nos sentimos bien con nosotros mismos, nos vemos productivos y útiles, nos sentimos más felices.

No te pierdas el post de la semana que vienen con la “Q”.

Recuerda que la lectura de este post o los que se redactan en esta web, no sustituyen la ayuda de un profesional de la salud o un terapeuta. Estos posts se han escrito de modo general y no pretenden, en ningún caso, sustituir el acompañamiento profesional. Las soluciones que le funcionan a unos no le funcionan a otros, y sólo con la ayuda y acompañamiento de un profesional, encontrarás las soluciones que mejor se ajusten a ti y a tu situación específica.

Deja un Comentario