Emprendedoras

Marca Personal para Psicólogos/as

Escrito por Samar Cajal

Últimamente me llegan muchas consultas de psicó[email protected] en relación a su marca personal, estrategia de Marketing y presencia online. Siguen existiendo muchas dudas en cuanto a qué puede o no hacer un psicólogo en las Redes Sociales y cómo elaborar una estrategia de Marketing online que potencie su marca y negocio, manteniendo la ética y buenas prácticas.

Mi idea con este post es establecer los primeros pasos y dar algunos tips de cosas que, como psicó[email protected], tenemos que tener en cuenta. Esto es una introducción a una serie de artículos que irán enfocados a aumentar nuestra visibilidad online y potenicar nuestra marca.

Es importante mencionar, que como psicólogos que trabajamos por nuestra cuenta, la labor de marketing es importante, tanto online como offline. Tendemos a pensar que esta labor no nos corresponde, sin embargo, es fundamental para:

  1. Hacernos un hueco en el mercado
  2. Darnos a conocer
  3. Potenciar nuestra Marca Personal
  4. Crear confianza con nuestros posibles clientes
  5. Poner fin a los estigmas asociados con nuestra profesión

Estos son los primeros pasos para empezar a nuestra Marca Personal e Identidad Online:

1. Tener una página web con nuestro nombre. Esto es fundamental para poder darnos a conocer. En estos tiempos, si no estás presente en internet, no eres nadie (una creencia popular que, por desgracia, parece que está aquí para quedarse).

Esta web será como nuestra carta de presentación en la que hablamos sobre nosotros, nuestro background profesional y los servicios que ofrecemos. También es interesante (por establecer Marca), explicar cuál es tu motivación y qué valor ofreces a tus posibles clientes.

2. Tener una dirección de email que no sea gmail o Hotmail (ejemplo: [email protected]) . Creas más confianza si tienes una dirección tipo ([email protected] o [email protected]). El Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos ofrece de manera gratuita una cuenta de correo electrónico con [email protected]

También es importante poner nuestros datos de contacto en la firma del email. Por ejemplo:

3. Tener las principales Redes Sociales: LinkedIn, Facebook, Google+ y Twitter, separadas de nuestras cuentas personales. No conviene utilizar nuestras cuentas personales para darnos a conocer a nivel profesional. En lo personal, nos podemos permitir algunas licencias que no nos permitiríamos en lo profesional, aunque está bien que mostremos algo de nosotros en la parte profesional (de esto hablaremos cuando tratemos el contenido de las RRSS en otro artículo).

Lo ideal es que estas cuentas lleven nuestro nombre para que, cuando un cliente nos busque, nos encuentre fácilmente por nuestro nombre. Esto crea transparencia y confianza.

Nota: Google+ es importante ya que te ayuda a posicionarte mejor en el buscador. No es necesario alimentar esta red de forma constante. Profundizaremos en un artículo posterior para no alargar este demasiado.

4. Tener una estrategia de marketing que vaya en consonancia con nuestros valores y utilizar esos medios para darnos a conocer por ellos. Es decir, en primer lugar tenemos que tener claro los valores por los que queremos que se nos conozca y luego intentaremos proyectarlos en nuestra presencia online.

5. Tener una imagen común y homogénea en todo internet. Utilizar el mismo nombre (a poder ser el nuestro), los mismos colores, cabeceras y logo, la misma fuente (si hacemos carteles propios para las redes), etc. Esto hará que seamos fácilmente reconocibles y que se nos asocie con un determinado “look” online.

 

Marca Personal para Psicólogos/as: Cosas a tener en cuenta

Está claro que, como psicólogos, no queremos que se nos vea como invasivos o poco cuidadosos. Tampoco queremos potenciar los estigmas asociados con nuestra profesión y mucho menos incumplir nuestro código deontólogico. Por ello lo que tenemos que tener cuidado con temas como:

  1. Los likes a los que damos
  2. El contenido que compartimos y las fuentes de las que provienen
  3. Los comentarios que hacemos en otras publicaciones
  4. El mal uso de las redes
  5. El tono y el lenguaje que utilizamos
  6. Las imágenes que utilizamos (pueden despertar sensibilidades)
  7. Y un largo etc.

Como puntualización final me gustaría resaltar que, al igual que offline, como psicólogos, debemos asegurarnos de preservar la la confidencialidad y cumplir con el código deontológico.  La idea de nuestra presencia online es difundir contenido de interés y darnos a conocer.

Deja un Comentario