Bienestar Estrés Metodología

Pensamiento Tóxicos y Alternativas Saludables

Escrito por Samar Cajal

El otro día leía este artículo que me dio que pensar. La autora habla de los pensamientos tóxicos que tenemos, sin darnos cuenta, y que afectan nuestro día.

El artículo se centra en 2 pensamientos tóxicos que, muchas personas, tenemos por la mañana y que determinan cómo vamos a pasar el resto de nuestro día. “No he dormido suficiente” y “no tengo tiempo”. Según la autora del libro “The Soul of Money” (El Alma del Dinero), Lynne Twist, “Incluso antes de sentarnos en la cama, antes de que nuestros pies toquen el suelo, ya nos sentimos [email protected], ya vamos tarde, ya estamos perdiendo algo, ya nos falta algo…. lo que empieza como una simple expresión de una vida acelerada, se convierte en una gran justificación de una vida insatisfactoria”. (Traducción Personal del Texto en Inglés).

Este modo de funcionar (normal, dado que nuestro cerebro en un experto en solucionar problemas protegernos de los peligros), basado en la escasez, activa nuestro cerebro para seguir pensando y detectando la escasez, viviendo así una vida enfocada a lo problemas. La idea es, cambiar este patrón al modo “suficiente”.

La autora da unos tips de pensamientos que podemos generar basados en el modo “suficiente”:

  • Tengo suficiente paciencia para lidiar con esto
  • Tengo suficientes ideas creativas para encontrar una solución
  • Tengo suficiente ropa, comida, etc.
Practicar la Gratitud como alternativa a los Pensamientos Tóxicos

No se trata de “pensar en positivo” ni seguir la tendencia de que todo es maravilloso, hacer que no tenemos problemas e ignorar que nos sentimos tristes o enfadados. No se trata de “engañarnos” a nosotros mismos para creer que todo va bien cuando no es así. Simplemente, tratamos de buscar lo que sí funciona en nuestra vida, de dar las gracias por aquello que sí tenemos y así, entrenar a nuestro cerebro a ver las cosas buenas que tenemos a nuestro alrededor. El agradecimiento es una parte fundamental de nuestro entrenamiento emocional ya que nos permitirá desencadenar otros pensamientos positivos y cambiar nuestro modo de vida enfocada a problemas al modo “presencia”, al aquí y al ahora, al modo “suficiente”.

Hay muchas formas de integrar el agradecimiento en nuestro día a día. Una de ellas es, por ejemplo, agradecer aquello bueno que tenemos antes de irnos a dormir, o justo antes de levantarnos. Otra es escribir en un diario aquellas cosas que vamos agradeciendo a lo largo del día.

Podemos dar las gracias a cosas tan simples como tener una cama donde dormir, calefacción, ropa  o incluso tomar un café por la mañana (si tomas café). También podemos agradecer tener salud, una familia, una buena relación con [email protected] [email protected], etc.

Entrar en este modo de pensamiento, nos acompaña a estar presentes en nuestro día a día, a sentirnos [email protected] y [email protected], a relajar nuestro sistema nervioso y a calmar la mente. Todo ello nos proporciona una sensación de bienestar (que no significa estar siempre felices) que perdurará en el tiempo y que nos ayudará a enfrentarnos a los problemas de un modo más eficaz.

 

 

Deja un Comentario